Por la experiencia corporal y el movimiento el niño toma conciencia y asume que él tiene un cuerpo, y también una mente, un espíritu, un alma y unifica su persona de acuerdo a una escala de valores. Es por ello que la educación corporal ha de estar pensada para que el cuerpo llegue a ser un buen servidor el espíritu, un instrumento de conocimiento, un apoyo de la actividad mental y un medio de expresión.


La primera conquista será el esquema corporal. Sin éste, el niño no puede establecer las primera relaciones que son en orden a la percepción. No llegará a captar la posición de unas cosas con respecto a otras. Con frecuencia esta omisión es causa de que los niños se conviertan en disléxicos o sin dominio de sus acciones tales como, escribir, leer, moverse, coordinar y situarse, con la consecuencia extrema de problemas caracteriales.
Por la Psicomotricidad llegamos con el niño al control de sus pies, de sus manos, de su voz y logramos que alcance una plena y auténtica disponibilidad para que realice la conquista de sí mismo y el dominio de sí.


A través de ella logramos despertar en el niño la vida mental (yo, espíritu), desarrollar su aptitud para todo aprendizaje y la conquista del propio cuerpo por medio de la estructuración del esquema corporal a través del movimiento, así como de la conquista del propio espacio y del propio tiempo.
Lo ayudará también a que sea dueño de las cosas, que mande a sus sentidos, que sea capaz de no distraer su atención y a despertarle el interés para llegar a ser una persona plena y consciente.

 

 

 

 

 

index | primarias-recomendables-en-veracruzeducacion-infantil-en-veracruz | preescolar-en-veracruz | primarias-recomendables-veracruz | secundaria-en-veracruz | estimulacion-temprana-veracruz | psicomotricidad-ninos-veracruz